En esta ocasión os traemos una serie, una producción de Apple para su plataforma Apple TV+ dirigida por el director Shyamalan que puede gustar o no pero debemos reconocer que sus obras no suelen dejar indiferente a nadie.

Servant es una serie de misterio que tiene infinidad de cualidades que la hacen única. En primer lugar el escaso número de personajes, podríamos decir que son tan solo cuatro y luego cuentan con otros pocos secundarios.

También donde se desarrolla la trama, que es una casa constantemente. La cocina, el comedor, la bodega, la entrada de la casa, un dormitorio… Pero todo el rato es el mismo escenario, la casa.

Y por último la iluminación y los planos. Otilia mucho el recurso del primer plano llenando la pantalla por completo con la cara de un personaje, un recurso muy arriesgado que pocas veces habréis visto.

Si he decidido traer esta serie para un episodio donde se supone que estamos tocando el tema de San Valentín y el amor…. Es porque esta serie nos ofrece la visión opuesta del amor, un amor enfermizo, egoísta… podrido.

Y la serie trata esto de forma magistral haciendo que incluso la casa forme parte de la trama convirtiéndose en un personaje, un aliado de la niñera que es la que cree en el amor verdadero.

Tenemos un enrevesado triángulo amoroso entre la madre, el padre y la niñera. Todos quieren al bebé, pero cada uno de una forma distinta.

Nos encontramos una madre egoísta que tan solo parece querer al bebé para destacar sobre el resto, para hacerse superior pro haberlo tenido en casa sin ayuda, sin cesárea…

Nos encontramos al padre, que tan solo quiere a su hijo, quiere ser un padre normal con un hijo normal y representa el amor paternal.

Y por último nos encontramos a la niñera, que ella cree en el amor verdadero entre los padres y su hijo. Desea que los niños sean felices y queridos. Está dispuesta a hacer lo que sea necesario para proteger a los niños y ayudar de forma desinteresada a los padres.

Sin embargo, cuando descubre la verdad desea hacer sufrir.a la madre, que pague por sus pecados y su egoísmo.

En un primer momento podemos pensar que nos encontramos ante una serie de misterio, de sucesos paranormales… Pero nada más lejos de la realidad.

Pronto nos damos cuenta de que nos importa un pimiento todo el tema sobrenatural, la niñera que podemos pensar en un primer momento que tiene grandes poderes, no hace gala de ellos y es una chica frágil e inocente, pero sabemos que oculta algo y queremos conocerlo.

En resumen, una serie distinta, única y que nos ha enganchado desde el primer episodio.

Esperamos que disfrutéis de ella y que nos dejéis vuestros comentarios sobre que impresión os causó.

Share This

Share This

Share this post with your friends!