Soy un desastre, mi mente está gobernada por el caos más absoluto y aunque pueda parecer que soy una persona muy productiva en realidad no soy más que un burro que sigue hacia delante por pura cabezonería… Por algo soy maño.

No soporto el estar sin hacer nada, lo cual es curioso porque mi mayor deseo en la vida es estar tumbado a la sombra de unos frondosos árboles y no hacer nada más que leer y pasear. Pero otra parte de mi cerebro no para de rumiar proyectos para que no desperdicie el tiempo en banalidades.

Actualmente estoy escribiendo artículos para el blog porque quiero mejorar mi escritura. Estoy realizando entrevistas porque quiero mejorar como entrevistador y conocer gente, también comienzo a escribir guiones para unos documentales que quiero hacer y como colofón este año que más me he autocargado de trabajo decidí apuntarme a la escuela de idiomas.

Voy tirando con todo, pero vivo en un estrés continuo. Voy aprendiendo a organizarme y como ya me conozco trabajo con un colchón bastante amplio.

Hice un primer cambio a principios de año pasando de publicar una entrevista a la semana a publicar una cada diez días. También tengo grabadas entrevistas para el próximo mes y ya iniciados los contactos para otras cuatro entrevistas.

Pero aún así tengo demasiada carga de trabajo. La edición de los videos pasará a encargarse de ese tema mi mujer con lo que me ahorro una media dentro seis y ocho horas por cada entrevistas; es decir una media de veinte horas al mes…

Aprender a delegar es algo que nos cuesta hacer, sobre todo a los españoles. Además me gusta profundizar en los temas, no soporto entrevistar a una persona sin informarme bien sobre el tema por miedo a hacer el ridículo, o que piensen que el que le entrevista es un gilipollas…. Algo que por cierto no parece preocupar a los locutores de radio profesionales.

Y eso es más importante a la hora de preparar un video documental, tengo pensados cuatro proyectos para este año, pero he decidido descartar dos de ellos directamente para centrarme en los otros dos.

Es un tema nuevo para mí y tengo una idea muy clara de lo que quiero y no quiero hacer, pero pese a ello se que el resultado final no será el que yo veo en mi mente… Es normal y mas aún teniendo en cuenta que mis recursos son mi tiempo y esfuerzo.

Se todo esto, pero aún así no quiero tirar la toalla, puedo bajar el ritmo sí, pero este año tengo unos objetivos muy concretos y pienso cumplirlos.

Cada mes aprendo cosas y hago cambios, delego responsabilidades o incluso cambio el enfoque de las cosas. Pero debo avanzar.

Algo que también he decidido es no mirar las estadísticas, por lo menos este primer año. Voy a valorar los resultados en base a lo orgulloso que yo esté de la calidad de lo que hago, las personas que logre entrevistar y la diferencia que vea de los cuatro primeros videos del año a los cuatro últimos.

Y sobre todo que aprenda a plasmar por escrito la idea que tenía inicialmente en mi mente antes de que mis dedos comenzasen a pulsar las teclas.

Expresar mediante palabras nuestros pensamientos es muy complicado. Son incontables las veces que tenemos que decir frases hechas como: «eso no es lo que quería decir», «es que no me has entendido» y similares ¿verdad?

Ese es mi objetivo final, a día de hoy no se como hacerlo, se que debo escribir para lograrlo pero también sé que no lo estoy haciendo de la mejor forma posible. 

Sigo intentándolo y haciendo cambios, el año pasado en mi anterior blog durante varios meses estuve publicando artículos a diario, hago publico tres a la semana.

Como podéis ver he realizado muchos cambios, pero no son suficientes… Según siga aprendiendo de mis propios errores os iré informando de ellos.

Si alguno tenéis alguna idea, por favor os lo pido, decídmela… luego ya veré si os hago caso o no, pero creedme que pensar en ella si lo haré.

Share This

Share This

Share this post with your friends!