Hay películas que son injustamente olvidadas, una de ellas es sin duda la genial «Los teleñecos en la isla del tesoro». Una película que logra algo muy complejo como es entretener a niños de 3 años, a sus padres e incluso abuelos.

Usando como trasfondo la novela homónima tenemos una película de aventuras protagonizada por los carismáticos personajes de «Barrio Sésamo»

En esta película podemos seguir sin problemas el desarrollo de una historia haciendo, además, un uso soberbio de la ruptura de la cuarta pared; algo muy arriesgado que por regla general es un mal recurso pero, en esta ocasión, podemos ver un buen uso de él.

Tenemos una clara presentación tanto del mundo en el que se desarrolla la película como de sus personajes. También está claro el suceso disparador que ocasiona que todo cambie pero, además, se va eliminando la tensión acumulada por la historia con esa ruptura de la cuarta pared para que los más pequeños de la casa se tranquilicen.

Las canciones son utilizadas tanto para introducirnos en el mundo en el que se desarrolla la historia como para hacer avanzar la relación entre los personajes.

Vemos los cambios que se producen en los protagonistas y a que se producen, tenemos un lenguaje cinematográfico muy marcado pero además accesible tanto para niños como para mayores.

Por supuesto que es una película sencilla, pero no por ello es simple, ni mucho menos. Hacer que algo sea sencillo y accesible requiere un trabajo mucho más arduo que una trama enrevesada en la que la gente se pierda. Sii analizamos en profundidad estará llena de incongruencias.

Sin embargo aquí esto no sucede, y es algo muy importante. Además gracias a estar realizada con marionetas es imperecedera su calidad es la misma hoy que el día de su estreno.

Un clásico que todos deberían tener en cuenta para ponérsela a sus hijos pequeños. Además hay que tener en cuenta lo complicado que es encontrar una película que podamos ver con niños pequeños y no sea insoportable para los adultos…

Share This

Share This

Share this post with your friends!