Hoy os traigo no solo un nuevo episodio, sino un nuevo podcast;¿qué digo un nuevo podcast? El podcast/proyecto más importante que he realizado nunca, ¿pensáis que estoy exagerando? Ahora me lo diréis vosotros mismos.

Podéis suscribiros desde aquí con el servicio que más os guste

 Este nuevo podcast se llama: «Charlemos de cine», y no lo grabo solo, algo que por cierto llevo intentando desde que comencé a grabar podcast y nunca he conseguido tener un compañero. 

Y ¿quién es ese compañero tan especial? Os estaréis preguntando, pues mi hija Rebeca a la que muchos ya conoceréis si me seguís desde mis inicios en el podcasting porque ha participado en varios de ellos.

Rebeca ahora tiene ya trece años «como pasa el tiempo» y por fortuna podemos ver películas que no sean solo de: Barbie, Lego DC o similares películas orientadas a un público muy infantil.

Desde hace unos meses estoy poniéndole películas clásicas para que descubra el séptimo arte y, por fortuna, le gustan.

Este maravilloso hecho me llevó a pensar que sería buena idea comenzar a explicarle las sutilezas del cine, los mensajes ocultos de las acciones, determinados planos, música… Y ya puesto ¿por qué no grabar un podcast con ella para debatir sobre las películas?

Y así es como nace «Charlemos de cine», un podcast donde un padre y su hija charlan sobre la última película que han visto, qué les han parecido los personajes, la trama y qué le ha transmitido dicha película a cada uno de ellos.

Como es normal por la naturaleza con la que nace el podcast los primeros episodios yo seré el que más aporte sobre la película y los episodios serán cortos. 

Pero lo que me parece bonito de esta idea es poder ver en cada nuevo episodio la evolución que tenga mi hija.

Porque no se trata de grabar un podcast y entender el cine; se trata de que una niña de trece años aprenderá a analizar lo que ve, saber plasmar con palabras esas ideas que le llegan, aprender a organizar las ideas y exponerlas de forma adecuada, resumir… Algo que sin duda también le valdrá mucho durante sus estudios.

Porque el podcasting tiene muchos factores beneficiosos para todos, especialmente para los niños que son esponjas y lo absorben todo.

Espero que aprenda a fijarse en los detalles de los personajes, las sutilezas del guión, la importancia de la música o el significado de los planos. Y sobre todo que salga de ella misma el intentar prepararse un pequeño guión con sus ideas.

Poco a poco lo va haciendo, para el segundo episodio incluso tomó notas, algo que no os voy a mentir me sorprendió.

En cada episodio aprenderá algo y mes tras mes será capaz de aportar más datos y, seguramente, terminará haciéndolo mucho mejor que yo.

No sé vosotros, pero yo estoy muy emocionado con la idea de este nuevo podcast y tengo muchas ganas de ver la evolución que va a tener tanto el podcast, como mi hija.

Y lo bueno del podcast es que ahí estarán todos los episodios, cuando llevemos un año grabando le pondré los primeros episodios que grabo a ver que le parecen.

Por cierto, os puedo decir que en cuanto grabamos me da la tabarra hasta que le paso el audio porque quiere escuchar que tal lo ha hecho. Algo que muchos podcasters no hacen.

El podcast todavía está en revisión, pero si os queréis suscribir ya podéis entrar en mi blog y en la sección suscríbete al podcast tenéis el enlace para hacerlo de forma manual.

Share This

Share This

Share this post with your friends!