Hay un escritor mexicano que me gusta mucho, se trata de Juan Rulfo autor que conocí por sus cuentos. Además de por su talento a la hora de narrar también me gusta su filosofía a la hora de afrontar la escritura y su explicación de que se necesita para escribir. 

Hoy quiero hablaros de los tres pasos imprescindibles que, según él, se necesitan para contar una historia:

1 Personaje protagonista.

2 Ambiente donde se desarrolla la trama.

3 Como habla el protagonista.

Escritor Juan Rulfo

Antes de continuar quiero remarcar algo fundamental en su metodología; y por lo que me resulta tan interesante este hombre. Como podéis ver la inspiración ni se la ve ni se la espera.

Ese detalle es algo fundamental, me gusta que los escritores consagrados lo dejen claro.

 Escribir es una disciplina y al igual que cualquier arte requiere talento, pero sobre todo disciplina y práctica.

 Por poner un ejemplo rápido yo me podría esforzar todo lo que quisiera en ser un jugador de fútbol o baloncesto profesional… Que por más ganas que le pusiera no llegaría jamás a tener fama mundial. Sin embargo alguien a quien se le de bien debería esforzarse mucho por pulir ese don para llegar a destacar. Claro que sería el mejor de su barrio o pueblo, pero en cuanto saliese de ese círculo habría muchos como él… y mejores.

Pero centrándonos en los tres puntos fundamentales que propone Rulfo es fácil ver que se trata tan solo de uno: Coherencia.

Las historias se centran en un personaje protagonista, y todo se desarrolla en torno a él. Una persona es como es por el entorno en el que crece y debe sobrevivir; no podemos crear un personaje que a nosotros nos guste o nos apetezca y luego colocarlo en un ambiente en el que no encaja tan solo porque nos sea más sencillo escribir sobre él.

Y de igual modo un personaje es como el entorno en el que vive y por lo tanto habla igual que en ese ambiente.

Juan hablaba mucho sobre los pueblos y sus personajes estaban vivos en las páginas porque era consecuente, sabía plasmar la realidad.

Si yo quisiera escribir un relato sobre un magnate del petróleo Saudí sería muy difícil que a alguien le enganchase ese relato porque no les parecería verosímil. Como suele decirse serían personajes planos porque todo estaría basado en arquetipos que, además, con toda certeza serán falsos.

Share This

Share This

Share this post with your friends!