Si nos paramos a pensar en los gastos recurrentes que tenemos al mes podemos ver sin necesidad de pensar mucho que una buena parte del dinero se va en «caprichos efímeros». Es decir, tomar un café cada día con los compañeros del trabajo por ejemplo pueden ser unos 25 euros mensuales. 

Si por la tarde tomamos una cerveza con los amigos otros tantos como mínimo o si se queda un día a la semana para ir de tapeo la cosa se dispara. Ese café con los compañeros por la mañana no será más de quince o veinte minutos y la cerveza de por la tarde, si es una, lo mismo… Aunque la cerveza de por la tarde seguramente sería una hora y varias cervezas.

La cuestión es que ese dinero «no duele» porque estamos socializando o porque es algo físico, imagino. Sin embargo si queremos pagar por contenido en streaming se es muy reacio. Claro que hay ya mucha gente que paga Netflix, por regla general junto con algún amigo o familiar. Pero cuando comentas a una persona el hecho de pagar por contenido online le sabe mal.

Doy por hecho que esto se debe a que la gente prefiere o prefería piratear, también debo reconocer que cada vez la gente está asumiendo que se debe pagar; no se si será porque cada vez es más difícil piratear o porque como hay muchas empresas similares ya lo ven como algo «real».

Y utilizo la palabra real porque a lo mejor cuando desembarcó Netflix era demasiado nuevo y la gente no estaba preparada. Ahora ya es como WhatsApp todos lo conocen, saben que es de fiar y que hay mucho contenido.

Que Amazon se metiese en ese terreno incluyéndolo en la tarifa Prime imagino que también ayudaría a que la gente utilizase un servicio y viese lo cómodo que es. Ahora con Disney y Apple en el terreno imagino que la gente solo dudará a cual pagar, pero esa es otra historia… HBO no la menciono a propósito porque hasta que no salga HBO Max la considero una plataforma muerta.

Desde luego la gente ha pagado mucho dinero en el pasado por el ocio. No olvidemos el dineral que te podías dejar al mes en alquilar películas en VHS, o en DVD después, mucho más que la tarifa mensual que se paga ahora ¿por qué ese rechazo a pagar por algo en digital?

Desde hace años se puede comprar una película online en: YouTube, Apple, PlayStation…. Hay tiendas tanto para alquilar como para comprar y a precios bastante razonables ¿no se tiene la sensación de pertenencia? ¿No queda bonito en la librería si la compramos?

Si lo pensamos fríamente comprar una película en forma digital es mejor inversión que en físico. Yo compré películas en VHS y después en DVD también… con el BluRay directamente pase, son películas que, aunque las digitalizase no podría verlas por la nefasta calidad que ofrecen en las pantallas actuales. En formato digital por lo menos siempre podré reproducirlas mientras exista el servicio donde las compré.

Si pensamos en los 15 euros que nos puede costar al mes un servicio de streaming «son más baratos pero  estoy poniendo  un precio de los más altos» es el equivalente a tomarnos ¿catorce cafés? y eso poniendo un precio barato por el café. Las horas de desconexión que ofrece al mes son muchas más que lo que nos pueden aportar tomarnos esos cafés.. y digo café porque por alguna extraña razón todas las empresas comparan sus precios con los cafés que tomarás al día, igual que cuando se habla de extensión se utiliza la medida del campo del fútbol. Por lo tanto imagino que el precio de un café y un campo de fútbol son medidas universales.

En fin, solo decir que me alegra mucho que cada vez haya más servicios sumándose al carro del contenido por streaming, que diez o quince euros al mes para poder olvidarte de descargar y eliminar la maldita publicidad me parece perfecto y que esto ayudará a que haya contenido para todos los gustos, porque por ejemplo: Netflix genera un contenido que a mí no me gustaba; Apple TV+ hace un contenido muy bueno pero muy poco; por lo que Disney o HBO junto con Amazon serán los tres servicios que yo utilizaré.

Share This

Share This

Share this post with your friends!