El tema del que quiero hablaros hoy es bastante polémico y estoy seguro de que diga lo que diga alguien va a estar en contra. Pero es algo importante y que está representando un cambio en nuestro estilo de vida aunque a día de hoy sea inapreciable. Incluso la mayoría de la gente estoy seguro que, a priori, lo considerará irrelevante.

Quiero hablar sobre los taxis y las famosas empresas que «esquivan» las normativas vigentes para operar mediante licencias VTC como pueden ser Uber y Cafify, las más conocidas a nivel mundial. Hemos visto infinidad de titulares en países de todo el mundo al respecto, como han sido prohibidos, vueltos a aprobar, impuesto legislaciones especiales para proteger al servicio del taxi… Todo parches para enfrentarse a lo inevitable.

Si trato este tema es porque la semana pasada en Zaragoza teníamos la noticia de que el Alcade de la ciudad dijo que nunca entrarían este tipo de servicios en la ciudad… Y justo una semana después Cabify comenzaba a operar en la ciudad. Esto si son políticos de verdad y lo demás tonterías.

Yo no soy usuario de taxis, de hecho no me puedo imaginar que persona puede ser el usuario típico de este tipo de servicios ¿ejecutivos que viajan mucho? Lo desconozco, de verdad. A título personal os puedo decir que en los últimos ¿diez años? Habré cogido un taxi tres veces.

En esta polémica veo muchos problemas, la mayoría de ellos por cierto causados por el propio gobierno y como ha gestionado las licencias o permitido que se gestionen con unos precios abusivos durante décadas.

Un taxista debe pagar una licencia con un valor equivalente al de un piso, o pagar a una empresa que posea varias licencias una cuota mensual muy elevada para poder trabajar como taxista. Pero no soy un experto en estos temas y quiero enfocar el problema desde otra perspectiva y es el cambio que se está produciendo en la sociedad a la hora de movernos.

Si comenzamos con el aspecto mas básico es fácil deducir que un taxi la mayor parte de su jornada laboral está circulando vacío dando vueltas por la ciudad esperando que alguien lo necesite y lo pare. Eso es un gasto enorme no ya solo a nivel de contaminación (aunque sea un vehículo eléctrico) sino de colapso de los centros de las ciudades que es donde más suelen utilizarse este tipo de servicios.

Este sistema no deberían utilizarlo ni los taxis y, muchos menos, las VTC, es ridículo. El sistema perfecto es que todos tengamos una App que nos permita solicitar que un vehículo venga a recogernos, que haya varios parkings para este tipo de vehículos para garantizar que en cinco o seis minutos pueda haber un coche en cualquier punto de la ciudad y eliminar así de la circulación todos estos vehículos a la «caza» de un cliente.

Si los taxis se han encontrado ahora con este problema es porque su sistema funcionaba, no tenían competencia y hacían lo que les daba la gana. Hasta que no surgió esta competencia muchos taxistas no aceptaban ni el pago mediante tarjeta.

Y no solo eso, si querías reservar un taxi debías llamar por teléfono lo cual incrementaba el costo del viaje en un par de euros por usar ese servicio. Ahora con este problema de las VTC han surgido App que intentan simular el servicio de las VTC, pero si utilizas esas App para reservar un taxi el precio es aún más caro que si llamas por teléfono a la centralita para que indicar que venga uno a recogerte.

A día de hoy se está cambiando mucho la forma de movernos dentro de las ciudades. No solo por mas líneas de autobús o tranvía, las empresas de alquiler de bicicletas o patinetes, la creación de carriles bicis…. Es imposible que el sector del taxi no cambie, el problema es que en lugar de ver el problema y adaptarse aprovechadnos que están mejor organizados y ya tienen creada la infraestructura quieren combatir prohibiéndolos y pidiendo ayuda los gobiernos.

Lo que hay que hacer es cambiar, mejorar los servicios, ofrecer lo que ofrecen los otros y ahogarlos para que vean que no tienen cabida; ganarles en su propio terreno. Pero no lo entiendo, parecen estar muy cómodos en su posición y no hacen nada.

Todos conoceremos casos de amigos que intentaron coger un taxi y como era una carrera corta que iban a cobrar el mínimo por la bajada de bandera no les interesaba y pasaban del tema. A mí me ha pasado y conozco a más de uno que también. Que también lo entiendo, trabajan muchas horas y quieren maximizar los beneficios…. Pero amigo, se supone que eres un servicio público, de vez en cuando todos nos comemos un marrón en el trabajo.

Esto no es nuevo, es nuevo para mí en mi ciudad… ¿Qué alternativas tengo aquí en Zaragoza? Una App asquerosa para el móvil que lo único que hace es enviar la ubicación de mi teléfono que ofrece Google Maps para que venga un taxi a recogerme, si uso esa App creo que el precio adicional de la carrera sube en tres euros y además la ubicación ya sabemos que no es muy exacta que digamos. Para usar esa mierda de App prefiero llamar por teléfono que es más efectivo y encima barato ¿vosotros creéis que eso es una competencia?

Yo no digo que las VTC sean mejores o más baratas, ese no es el kid de la cuestión. Si la gente las utiliza no es por eso sino por la comodidad.

Estoy tomándome una cerveza con un amigo en una terraza, cojo el móvil y pido un coche indicando ya donde quiero ir. Cuando llega me subo y me llevan directamente a mi destino sabiendo la ruta que va a seguir, sin preocuparme si va a dar un rodeo, si coge muchos semáforos y sin tener que pagar al conductor…. 

Además creo que la compra de un vehículo propio va a disminuir drásticamente en las próximas generaciones. Un vehículo en propiedad es un pozo sin fondo de dinero tirado a la basura y aumentará el uso de este tipo de servicios. Tendrán que cambiar, perfeccionarse, pero sinceramente creo que en un par de generaciones solo se comprará coche la gente que lo necesite para el trabajo a diario y para el resto de ocasiones se usarán este tipo de servicios.


Share This

Share This

Share this post with your friends!