Hacer reír es muy complicado, quizá por eso cada vez se vean menos comedias y las que salen son vulgares limitándose a chistes de: culo, teta, caca, pedo, pis…

Por ese motivo me sorprendió mucho encontrar esta película porque es una comedia seria y con una base muy arriesgada: las aventuras y desventuras de una familia de sordos.

La genialidad de esta película es tratar con total naturalidad la vida de una familia de granjeros sordos con dos hijos, el chico es sordo también pero la chica no y debe hacer de puente entre su familia y el resto de la sociedad.

Ella es la que debe hablar con los distribuidores, banco, clientes….  Y por este motivo no puede tener una vida «normal» como una chica adolescente.

Esto queda claro cuando descubre, sin saberlo, que tiene un don para cantar. Una triste broma del destino en su situación y pese a que se esfuerza hasta lo indecible para poder asistir a clases de canto siempre antepone las obligaciones para con la granja y su familia.

Es un drama, desde luego, pero enfocado y tratado como una comedia. Gracias a esto es que es una película agradable de ver, divertida y… Si queréis saber más, deberéis escuchar el podcast y, como siempre os pido, dejad vuestros comentarios.

Share This

Share This

Share this post with your friends!