Si sois aficionados al mundo del comic seguramente sabréis el significado de la expresión una mujer en la nevera. Aunque últimamente está más de moda por la invasión de películas de superhéroes que estamos teniendo en el cine.

No quiero centrarme en esa expresión, solo utilizarla como punto de partida del tema que quiero tratar así que os haré un pequeño resumen de ella y a continuación entraré en materia.

La expresión proviene de Gail Simone que estaba harta de ver como aparecían superheroínas en los cómics con el mero propósito de ser asesinadas y que los héroes las vengasen.

La mujer en la nevera

Esta frase proviene del caso más famoso, en un cómic de Linterna verde le dejan una nota en la que le indican que encontrará una sorpresa en la nevera.

Y cuando abre la nevera encuentra a su novia descuartizada. Una mujer en la nevera.

Por aquel entonces tan solo era una aficionada a los cómics; pero a día de hoy es una de las guionistas más famosas y respetadas que ha trabajado para Marvel y DC.

Como veis el concepto es sencillo; aparece en la historia una mujer que no aporta nada salvo el ser asesinada y con ello mover al héroe hacia delante para que la vengue.

No es exclusivo del sector del cómic.

En la famosa serie de Star Trek los aficionados recordarán con cariño a los «camisas rojas» personajes que surgían al inicio del episodio y eran asesinados al finalizar.

Esto solo lo comento para que si alguien no conocía la terminología sepa de que voy hablar. Como veis esto tiene nombre, generó una gran controversia y muchos dibujantes tuvieron que dar explicaciones sobre su uso indiscriminado.

Dejando de lado el tema del machismo y el movimiento que supuso vamos a ponernos en la época actual, comenzando el año 2020 y con producciones actuales que saben todo esto. No voy a criticar el uso de esta técnica, que me parece un recurso narrativo inaceptable, sino de usar un recurso tan malo y, además, hacerlo mal.

Además vamos a continuar en el mundo del cómic, en la serie Pennyworth que dicen narra la historia del joven Alfred, el mayordomo de Batman. Ahora debería avisaros que voy a contaros un spoiler, pero yo no lo veo así. Os voy a ahorrar, si todavía estoy a tiempo, el sufrimiento de tragaros una serie deleznable.

Alfred es un joven de veintiséis años que ha dejado el ejército tras diez años de servicio y quiere comenzar una nueva vida alejado de la violencia y bla bla bla.

Conoce a una chica y comienzan a salir, ella corta con él, la secuestran, la rescata, vuelven a salir, él la deja, vuelven…

Ese tipo de vaivenes que solo sirven para que pensemos que los dos son tontos.

La familia de ella no quieren que estén juntos, la familia de él tampoco quieren que estén juntos y de pronto sabes que la van a matar ¿por qué? Porque en un episodio todo cambia, la familia de él la adora, dicen que es lo mejor que le podía pasar a su hijo ¿perdón? En el anterior episodio decías que era un error.

Él le pide que se case con ella y por supuesto acepta, los amigos están encantados… Y al final del episodio un desconocido la mata.

Es ridículo, no tiene ningún sentido nada. Los personajes se contradicen a sí mismos, sin que haya sucedido nada cambian de opinión de un día para otro siendo que lo que pensaban ayer sigue siendo válido a día de hoy.

Vamos a poner otro ejemplo que, aunque también es ridículo, por lo menos no se contradice. La conocida saga John Wick. Es un asesino retirado al que se le murió la mujer hace poco y le dejó como recuerdo un perro para que lo cuidase.

Al inicio de la película vemos como cuida al perro, lo saca a pasear, le da de comer, se lo lleva de compras… No es muy cariñoso, pero recordemos que es un asesino retirado al que se le acaba de morir la mujer por la que dejó ese tipo de vida…

Unos chulos le quieren robar el coche, le dan una paliza y matan a su perro… En lugar de la mujer en la nevera es el perro en la nevera; pero la intención es la misma.

John dice que hasta aquí podíamos llegar, desentierra sus armas y se carga a todo el mundo.

Es el mismo planteamiento pero en este caso, dentro del universo creado por la película, tiene sentido y encaja.

No es solo en el caso de la serie Pennyworth, en Sons Of Anarchy recuerdo el mismo desarrollo. Uno de los motores tenía una mujer que estaba harta de ese tipo de vida, quería que dejase la banda, mudarse, empezar una nueva vida…

En un episodio de pronto todo le parece bien: es su vida, son sus amigos, que ya se apañarán, que siga atracando y matando gente que se le da bien y son muy felices… Y al final del episodio la matan, el tipo se cabrea y comienza una guerra…

Otro caso más de una mujer en la nevera.

Es un recurso, básico, sin complicaciones pero un recurso a fin de cuentas; si tú talento no da para más pues oye, apela a un sentimiento básico que todos los espectadores comprenden.

Pero si lo vas a utilizar por favor, por lo menos sé0 un poco imaginativo y empléalo bien. 

Share This

Share This

Share this post with your friends!