Si nos interesa el cine y queremos profundizar en él es imprescindible conocer las personas que han marcado su historia.

Cuando comento este ejercicio me resulta muy triste porque la gente siempre menciona personas contemporáneas. Lo cual comprendo, pero me parece injusto.

Cierto es que alguno menciona al maestro Hitchcock y de vez en cuando alguien se acuerda de los inimitables hermanos Marx pero ¿qué ocurre con el cine mudo?

Me parece increíble que se olvide algo tan fundamental como es el cine mudo ¿o solo existe el cine sonoro? ¿De verdad nadie quiere conocer el cine más auténtico, como es el cine mudo?

Lo más curioso de esto es que cuando dices Charlie Chaplin todos exclaman «si claro, el mejor, un genio». Pero si continuas y preguntas que películas de él han visto, por lo general y si son sinceros, dirán que ninguna o como mucho El Gran Dictador.

No debemos olvidar que el cine nació siendo mudo, todo el peso de la película recaía sobre el lenguaje corporal de los actores y la historia debía comprenderse mediante la acción, sin tener que explicar nada mediante el diálogo.

Cierto es que de vez en cuando se incluían carteles explicativos, pero eran muy pocos y eran tan solo una frase corta.

Y Chaplin no es tan solo un icono por ser muy bueno haciendo cine mudo, sino porque siguió haciendo cine mudo y rompiendo records de taquilla cuando todos los demás hacían cine sonoro.

Algo muy frecuente con las grandes estrellas del cine mudo es que cuando se hizo el cambio al sonoro no servían, no sabían hablar, tenían acentos muy marcados o simplemente su voz era horrorosa. 

Sin embargo Chaplin demostró, y mejor que nadie, que también era capaz de hacer cine sonoro al rodar la que posiblemente sea su bandera insignia «El gran dictador».

Fue la película en la que decidió dar el salto al cine sonoro y no solo interpretó un personaje, sino dos y además pronunció el discurso mas icónico del cine.

En el episodio de hoy hablamos sobre este genio a través de tres de sus películas mas famosas: El chico, Tiempos modernos y El Gran Dictador.

Tiene otras muchas películas muy famosas como «La quimera del oro» o «Luces de ciudad» pero con esta selección de tres que he realizado es más que de sobra para hacernos una idea sobre porque es tan importante Chaplin.

Además también debemos tener en cuenta que se salió del sistema establecido. Pronto las grandes compañías comenzaron a hacer pactos y querer controlar las salas de cine, producciones, comisiones… Y Charlie no quiso aliarse con nadie y se convirtió en guionista, director, productor y actor.

Cuando ninguna gran productora confiaba en él por insistir en seguir haciendo cine mudo él puso el dinero de su bolsillo porque seguía confiando en sí mismo y en que el cine era un arte y lo importante era la historia y la actuación, no el que los actores hablasen.

Quizás en un episodio futuro analicemos más en profundidad alguna película suya, pero en este primer episodio vamos a dar un vistazo general sobre Chaplin, su estilo inconfundible y la importancia que tuvo en el cine en general.

Share This

Share This

Share this post with your friends!